7 consejos para usar con inteligencia tu Tarjeta de Crédito

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero de mucha popularidad y atractivo entre los dominicanos. Pero para evitar quedar seducidos sin remedio es mejor seguir buenos consejos, que te permitirán usarla sabiamente.

En 57% de los hogares de ingreso alto y medio alto, y en 11% de los hogares de ingreso medio bajo y bajo hay al menos una tarjeta de crédito, según  revela la Encuesta de Cultura Económica y Financiera de la República Dominicana, realizada por el Banco Central en 2014.

La popularidad del “plástico”, no obstante, no viene acompañada de un conocimiento pleno de su funcionamiento. El mismo estudio revela que 52% de la población no sabe o tiene un conocimiento incorrecto sobre la tasa de interés de este instrumento.

En esta oportunidad te ofrecemos siete sugerencias para aprovechar mejor tu tarjeta de crédito:

1. Efectúa tus compras inmediatamente después de la fecha de corte.

De esta forma contarás con más tiempo para reunir el dinero del pago total del consumo o, en su defecto, un monto mayor al del pago mínimo. Evita cumplir solo con las cuotas mínimas, estas pudieran no reducir la deuda,

2. Aprovecha mejor las temporadas de rebaja.

Lo atractivo de las ofertas de esta época son, sí, lo adivinaste, los descuentos. Si no pagas el consumo que hiciste con tu tarjeta en corto plazo, terminas perdiendo lo que ahorraste durante la adquisición, pues deberás sumar al total, el monto por concepto de los intereses.

3. Consulta oportunidades de pago en línea

Verifica si hacer una compra en línea a través de una aplicación puede ofrecerte un descuento especial. Algunas tiendas en línea están promoviendo esta alternativa.

4. Benefíciate de los comercios asociados.

Suele haber una serie de establecimientos que brindan ofertas especiales con tarjetas de crédito específicas. Antes de disfrutar de un producto o servicio, chequea los establecimientos asociados con tu instrumento financiero. Es posible que de esta forma consigas mejores precios en vuelos, paquetes turísticos, restaurantes y electrodomésticos.

5. Abona para tus vacaciones.

Revisa si tu tarjeta tiene algún plan de lealtad que acumule puntos (en algunas instituciones bancarias reciben otras denominaciones). Con este tipo de programas podrías efectuar compras con tu plástico, de preferencia productos y servicios que realmente necesites y que puedas pagar en breve, y así ir acumulando puntos que puedes  luego canjear por boletos aéreos o planes turísticos.

6. Consolida tus gastos.

Consulta con tu banco si es posible transferir tus deudas de varias líneas de crédito en una sola tarjeta o consolidar las deudas. También es crucial que preguntes cuál es la tasa de interés que aplicará. Si esta es baja, podrás honrar tus compromisos con más orden y de manera más cómoda.

7. Mantente al día con tus pagos.

Nada de lo dicho antes será efectivo si te dejas seducir por los encantos del crédito; gastar sin reparar en pagar solo complicará tu salud financiera. Disfruta con inteligencia, que se traduce en no rebasar el límite de tu crédito, pagar antes de la fecha de vencimiento, cancelar (es lo ideal) más que solo el monto mínimo y consolidar tus gastos en un solo plástico.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *