Consejos para adquirir un financiamiento de vehiculo

¿Quién no ha querido pedir financiamiento de un vehículo?

Tener un vehículo le hace la vida más fácil a cualquier persona. Cuando se tiene carro nuevo, hay mayor confort, el detalle está en que no siempre se tienen los ahorros suficientes para adquirir uno. Normalmente las personas acuden a la figura del financiamiento para adquirir un auto nuevo o usado, no obstante es necesario aprender algunos consejos para pedir financiamiento de un vehículo. Recomendaciones para pedir financiamiento

-Sé realista contigo mismo: tienes que arroparte hasta donde te llegue la cobija, como reza el popular dicho. El vehículo que quieras adquirir debe estar entre tus posibilidades de pago.

Existen dos indicadores claves: la inicial con la que cuentas y las cuotas o capacidad de pago. En el caso que la inicial sea muy alta o te cueste mucho completarla, quizá no sea el vehículo que puedas adquirir. También está el tema que si la inicial es muy baja (menos del 10% del valor actual del vehículo) las cuotas serán muy altas y no estén a tu alcance. En términos generales, la cuota debe ser el 20% del valor total y actual del vehículo y eso lo debes tener ahorrado, no deberías tener que pedir prestado, para poder cubrirlo. Todo dependerá de tu capacidad de pago.

Cuando se habla de capacidad pago, se refiere es la posibilidad que tienes de pagar todos los compromisos que adquieras, con respecto a tu vehículo. Por ejemplo, si quieres un vehículo que las cuotas mensuales sean el 15% de tu sueldo, no te representaría tanto problema –en teoría-. Ahora si representa más de 50% de lo que ganas mensualmente, ahí se podrías verte un poco más ajustado.

-Analiza cuotas y plazos: cuando hay plazos largos, con cuotas bajas es lo ideal para todos. Pero debes tomar en cuenta que lo mejor es aprovechar esto y pagar cuanto antes, para no tener que quedarte toda una vida, pagando un auto. Cada vez que tengas la posibilidad, paga bonos extraordinarios y así saldarás la cuenta con más tiempo y hasta podrás cambiar tu auto en menor tiempo, porque quedarás mejor con los bancos. Un préstamo de vehículo debe ser cancelado en unos tres años.

-Tipos de tasa: existen las tasas fijas y las tasas variables, las fijas a corto plazo son muy llamativas, hasta suelen ser las más bajas en un menú de tasas. Algunas personas les gustan esta opción, porque consideran que nunca van a varias y resulta que sí lo hace de alguna u otra forma. Analiza la conveniencia de una u otra tasa, antes de firmar el contrato.

-Lee bien el contrato: haz un estudio detenido de todas las implicaciones de tu financiamiento. Verifica si puedes realizar bonos extraordinarios, cancelar de manera anticipada sin pagar penalidad, si la cuota incluye algún seguro, el tipo de seguro, etc. Un carro es una inversión y como buena inversión, debes estudiar bien cada una de sus implicaciones.

¿Qué te pareció este artículo de consejos para pedir financiamiento de un vehículo? Deja tus comentarios.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *