La transparencia financiera fortalece la relaciones entre parejas

Ocultar información a tu media naranja sobre la economía conjunta incentiva la desconfianza. La apuesta, entonces, debe ser por la transparencia financiera, que es capaz de fortalecer la relación de pareja.

Aunque pueda parecer singular, este tipo de traición, que implica el ocultamiento que hace una de las partes sobre una cuenta bancaria, endeudamientos y gastos, es un fenómeno más extendido de lo que parece, también se le conoce como “infidelidad financiera”.

No solo los ludópatas, compradores compulsivos o personas con mal historial crediticio pueden incurrir en la infidelidad financiera. En ocasiones, prácticas que se consideran inofensivas pueden estar afectando la transparencia económica.

Repercusiones 

El National Endowment for Financial Education (NEFE) determinó en una investigación, realizada en 2016, que cuatro de cada diez estadounidenses había incurrido en infidelidad financiera, un aumento de nueve puntos porcentuales con respecto a la anterior evaluación, hecha en 2014.
El estudio indicó también que al ocurrir la decepción por motivos económicos, la relación de pareja se ve afectada de forma negativa en algún modo, así lo manifestó el 75% de los encuestados.

A principios de este 2017, la empresa creditcards.com divulgó una investigación que determinó que 12% de los estadounidenses esconden una cuenta o tarjeta de crédito a su media… un tercio de naranja.

La práctica también incluye mentir respecto a la cantidad real de ingresos, compras compulsivas, deudas, el número de activos y gastos que se efectúan.

Además de lesionar la confianza y generar discusiones, en casos muy serios, puede ser motivo de separaciones y hasta de divorcio.

En la investigación del NEFE de este año se determinó que solo 10% de las parejas afectadas por la infidelidad lograron al trabajar en conjunto para superar la crisis.

No se trata de mantener una relación basada en la sospecha y fiscalización permanentes. Compartir las finanzas y los objetivos pueden cohesionar el funcionamiento de la pareja, pues, al trabajar en conjunto las metas se consiguen en menos tiempo, que cuando se trabaja a solas.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *